miércoles, 7 de enero de 2009

Palabras -escritas por Bécquer- que podrían ser de Edward...


Ya en ¡Piezas de a ocho! hace un tiempo publiqué un poema de Gustavo Adolfo Bécquer que me emocionó por su belleza (las Rimas son los textos líricos que más amo) y además me conmovió por su dulce romanticismo, tan pero tan sugerente como el de las novelas de Stephenie Meyer.


En una búsqueda casual afortunada, descubrí que varias de las Rimas en realidad podrían ser palabras exactas expresadas por Edward Cullen, el personaje literario masculino que ha enamorado a millones de corazones femeninos, ese ser único que la literatura nos ha obsequiado: el más bello de los seres ficcionales de los últimos tiempos, pero también el más fiel, el más sensible, el más fuerte... ¿Alguien duda del peso de la tareíta que asumió Robert Pattinson? Bueno, hasta ahora se viene sacando un diez...


Les dejo a continuación para que se deleiten: el mencionado texto de la Rima XXVII y el de la Rima XVI, tan increíblemente hermoso como la primera...

Sueñen...

XXVII

Despierta, tiemblo al mirarte;

dormida, me atrevo a verte;

por eso, alma de mi alma,

yo velo mientras tú duermes.

Despierta, ríes, y al reír tus labios

inquietos me parecen


relámpagos de grana que serpean

sobre un cielo de nieve.

Dormida, los extremos de tu boca

pliega sonrisa leve,

suave como el rastro luminoso

que deja un sol que muere.

¡Duerme!



Despierta, miras y al mirar tus ojos

húmedos resplandecen

como la onda azul en cuya cresta

chispeando el sol hiere.

Al través de tus párpados, dormida,

tranquilo fulgor vierten,

cual derrama de luz, templado rayo,

lámpara transparente.

¡Duerme!


Despierta, hablas y al hablar vibrantes

tus palabras parecen

lluvia de perlas que en dorada copa

se derrama a torrentes.

Dormida, en el murmullo de tu aliento

acompasado y tenue,

escucho yo un poema que mi alma

enamorada entiende.

¡Duerme!


Sobre el corazón la mano

me he puesto porque no suene

su latido y de la noche

turbe la calma solemne.

De tu balcón las persianas

cerré ya porque no entre

el resplandor enojoso

de la aurora y te despierte.

¡Duerme!


XVI


[Serenata]


Si al mecer las azules campanillas


de tu balcón,


crees que suspirando pasa el viento


murmurador,


sabe que, oculto entre las verdes hojas,


suspiro yo.


Si al resonar confuso a tus espaldas


vago rumor,


crees que por tu nombre te ha llamado


lejana voz,


sabe que, entre las sombras que te cercan,


te llamo yo.


Si se turba medroso en la alta noche


tu corazón,


al sentir en tus labios un aliento


abrasador,


sabe que, aunque invisible, al lado tuyo,


respiro yo.


Gustavo Adolfo Bécquer, Rimas


6 comentarios:

Arantxa y Aran dijo...

Ayyy!! me encanta como escribe Becquer, lo adoré desde el año pasado que me mandaron leer sus rimas y este año con sus leyendas (aunque algunas me defraudaron el resto fueron geniales *-*)!! la verdad los 2 poemas le vienen de perlas a la situación de Edward...sobretodo el primero es muy muy significativo y me encantó!!

Por cierto Gaby ¿me recomiendas Neruda? voy a abrir mañana 1 post sobre ello en mi nuevo recién nacido foro pero igual lo pregunto por aqui para ver que me recomiendas de poesía o alguna obra de teatro para el instituto....

Bss ^^:

*Arantxa* (Lit.Youth Fantasy)

Cristina Pérez dijo...

Hola, Gaby!!!
Las rimas que elegiste son presiosas!!! Me hacen recordar algunas cuantas escenas del libro (Crepúsculo, por supuesto). Vienen muy bien al caso y expresan mucho con ese juego de palabras...
Ah! Aunque ya leí las rimas de Becquer con esto me dieron ganas de volver a leerlas... Voy a tener que buscar el libro en alguna parte.
Como casi la mayoría de las poesías: conmovedora, romántica, soñadora... genial!!!
Besos!!!

Cristina Pérez dijo...

Me corrijo: Preciosas. Eso es lo correcto.
Y bue... un error lo tiene cualquiera...

Gabriela Monzón dijo...

¡¡¡Hola Arantxa!!!
Ay, yo no puedo dejar pasar mi amor por Bécquer (y Edward, claro, jajaja)
¿¿¿VISTE LO QUE ES ESA PRIMER FOTO??? GUAUUUUUUUU ¡EXCEPCIONAL!
Ehhh... con respecto a Neruda, me gusta pero no todo. Soy un poco bicho raro con la poesía, y con la suya prefiero textos salteados, hay cosas que directamente no me gustan.
Te recomiendo para empezar los 20 poemas de amor y una canción desesperada y los 100 sonetos de amor.
Y para el teatro soy también un tanto rara, no salgo de Shakespeare y Wilde, uf, perdón por mi gusto limitado.
Besotes
Gaby

Gabriela Monzón dijo...

Hola Cris
No te saludé, sorry, estamos muuuuy bloggeras estas vacaciones, jajaja

Insisto: ¿Viste lo que es la primera foto? Por lejos creo que la mejor de todas que he visto de la peli... Una ternura...

Besotes

Gaby

Lananna_dee_bella dijo...

tus paLabras Sonn super:)

El amor de Bella y Edward...


[Dos y uno]

Dos rojas lenguas de fuego
que a un mismo tronco enlazadas
se aproximan y, al besarse,
forman una sola llama.


Dos notas que del laúd
a un tiempo la mano arranca,
y en el espacio se encuentran
y armoniosas se abrazan.


Dos olas que vienen juntas
a morir sobre una playa
y que al romper se coronan
con un penacho de plata.


Dos jirones de vapor
que del lago se levantan
y, al juntarse allá en el cielo,
forman una nube blanca.


Dos ideas que al par brotan;
dos besos que a un tiempo estallan
, dos ecos que se confunden;
eso son nuestras dos almas.


Rima XXIV, Gustavo Adolfo Bécquer


  © Blogger template 'Ultimatum' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP