martes, 29 de junio de 2010

Mi crítica de "La segunda vida de Bree Tanner" y "Crepúsculo, la novela gráfica", 1ra parte.

Tengo extremadamente abandonado el blog, y no voy a poner excusas. Sin embargo esta tarea es ineludible... Es una deuda dedicarme a hablar de la literatura de Stephenie Meyer en el blog que específicamente inicié fascinada por los libros de su saga.
Allá vamos...

La segunda vida.... es una historia complementaria de la saga que vale la pena leer. Es entretenida, atrapante, interesante, aún cuando uno sabe desde el primer minuto cuál es el destino de la pequeña vampira. Y aún así quizá se produzca un milagro (piensa/desea/sueña el lector...) ¿Por qué no dejarla vivir en esta otra versión de la historia?

Sin embargo, aún cuando no pude menos que dejar caer unas lágrimas en ese final que nada especifica, que sólo sugiere, que cierra a la perfección un círculo... El lector comprende que Bree tuvo una razón de ser pues hizo algo que justificó su existencia vampírica. Y además vivió ese pequeño lapso de tiempo de prestado con ciertos códigos, con ciertas normas y tocó la vida de otras personas transformándolas y transformándose a sí misma.

Esta novela breve es una dignísima obra de Meyer que alivia las ansias de seguir leyendo sobre su universo, zambulléndose en los bosque neblinosos del estado de Washington, y experimentando una mirada distinta, aún cuando no nos resulta tan extraña al ser otra vez una adolescente (Bella antes, Bree ahora).

En cuanto a Crepúsculo, la novela gráfica, me pasó exactamente lo contrario... NADA. Los textos son maravillosos porque en principío eran los del libro que nos atrapó, nos enamoró, nos conquistó... Pero el resto... descartable. Debo reconocer que no me gusta ni me gustó nunca el cómic japonés (deberán disculpar mi ignorancia en cuanto a términos específicos); es decir ,no me atrae en lo más mínimo ese dibujo que occidentaliza la figura y la homogeneíza, al punto de que cada personaje pierde identidad (siempre me pregunté... ¿nos verán así otras etnias? Quizá, al fin de cuentas los caucásicos en nuestra soberbia generalizamos a las otras etnias viéndolas todas iguales...) Aclaremos que crecí leyendo historietas argentinas y extranjeras, pero soy de la vieja escuela y digerir este producto me cuesta horrores.

Más allá de esto, que es una cuestión personal, pero al fin de cuentas por ello mismo, los dibujos de los personajes NO SON ELLOS, NO LOS REPRESENTAN, NO LOS ENCARNAN, mirar sus rostros me deja total y absolutamente indiferente, ni un eco de "mi Bella", "mi Edward", cáscaras vacías bonitamente diseñadas pero estandarizadas como los cánones de belleza que impone la sociedad actual. A lo quizá deba agregar que encima ni siquiera son coherentes entre sí, en el sentido de que cambian tanto de una página a otra que... bueno, mejor no sigo.

Detalles: 
-Odié el delta ridículo que indica el emisor de los globos de diálogo, todavía estoy tratando de dilucidar si es un gusano, un espermatozoide ¡o qué diablos!

-Otra cosa patética: tómense el trabajo -señores editores- de traducir lo que está en inglés cuando publiquen en España y América Latina. La búsqueda de Bella en internet está en inglés: absurdo...

-Tercera cuestión patética: las onomatopeyas son lo más ridículo que he visto en mi vida, representación de sonidos insignificantes de modos estruendosos y todas en general ni lejanamente representativos de lo real. Un mamarracho.

-Cuarta, y voy a ser generosa y dejar acá... Nunca he visto tal abuso y uso absurdo de  convenciones -líneas de movimiento, de expresión, elementos que revelan impacto-: una flagrante falta de lógica, se confunden, se usan los mismos para distinta cosa (por ejemplo, no se sabe si un personaje está alarmado, asustado, asombrado, con dolor...)

No tengo muchas ganas de comprar ninguna versión posterior, prefiero el Libro de la Película que nunca me defrauda pues es un material hecho con seriedad. Ya sabemos que la cultura y el mercado son inseparables, pero a veces algunos productos son un flagrante "voy tras tu dinero" (como afirma mi esposo).

viernes, 11 de junio de 2010

lunes, 22 de marzo de 2010

Por fin... tengo el DVD de Luna Nueva


La espera llegó a su fin y luego de tanto sufrimiento tengo el DVD de Luna Nueva en mis manos...



Esta vez se han esmerado un poquito más y la cajita luce más bonita que la de Crepúsculo, a su vez la edición de dos discos trae de regalo un mini-póster.


Ahora, a gastarlos viéndolos...

El amor de Bella y Edward...


[Dos y uno]

Dos rojas lenguas de fuego
que a un mismo tronco enlazadas
se aproximan y, al besarse,
forman una sola llama.


Dos notas que del laúd
a un tiempo la mano arranca,
y en el espacio se encuentran
y armoniosas se abrazan.


Dos olas que vienen juntas
a morir sobre una playa
y que al romper se coronan
con un penacho de plata.


Dos jirones de vapor
que del lago se levantan
y, al juntarse allá en el cielo,
forman una nube blanca.


Dos ideas que al par brotan;
dos besos que a un tiempo estallan
, dos ecos que se confunden;
eso son nuestras dos almas.


Rima XXIV, Gustavo Adolfo Bécquer


  © Blogger template 'Ultimatum' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP