miércoles, 25 de febrero de 2009

Poemas de Bécquer que expresan el sentir de Jacob...

¡¡¡CUIDADO!!!: SPOILER




Ya les he presentado -reiteradamente- escritos de Gustavo Adolfo Bécquer (mi poeta favorito) pues sus palabras parecen expresar como si fueran de Edward: la dicha de amar, la gloria del sentimiento que lo une a Bella; pero también -como brillante poeta que fue- abordó una gama inusitada de situaciones en las que el amor nos pone: el gozo y la pena, la angustia y la ansiedad, el desasosiego y la maravilla…


Respondiendo a la solicitud de Arantxa y Aran de Literatura Youth Fantasy, anduve indagando en busca de textos que nos hablaran de lo que le sucede a Jake, nuestro adorable joven lobo, y por supuesto que hallé varios que les iré posteando en sucesivas ocasiones.

Rima LII


Olas gigantes que os rompéis bramando


en las playas desiertas y remotas,


envuelto entre la sábana de espumas,


¡llevadme con vosotras!




Ráfagas de huracán que arrebatáis


del alto bosque las marchitas hojas,


arrastrado en el ciego torbellino,


¡llevadme con vosotras!



Nube de tempestad que rompe el rayo


y en fuego ornáis las sangrientas orlas,


arrebatado entre la niebla oscura,


¡llevadme con vosotras!




Llevadme, por piedad, a donde el vértigo


con la razón me arranque la memoria.


¡Por piedad! ¡Tengo miedo de quedarme


con mi dolor a solas!


Este texto me parece representativo de la angustia, el dolor, la desesperación de Jacob al saber a Bella perdida para él…

Rima LXIII


Como enjambre de abejas irritadas,


de un oscuro rincón de la memoria


salen a perseguirme los recuerdos


de las pasadas horas.



Yo los quiero ahuyentar. ¡Esfuerzo inútil!


Me rodean, me acosan,


y unos tras otros a clavarme vienen


el agudo aguijón que el alma encona.


Se me ocurre que este poema calza a la perfección con los sentimientos de Jake luego de la boda, en su huida desesperada por alejarse de la certeza de que Bella va de morir…

Rima LX


Mi vida es un erial,


flor que toco se deshoja;


que en mi camino fatal


alguien va sembrando el mal


para que yo lo recoja.



Aunque breve esta rima parece revelarnos el pesimismo que invade a Jake y que le hace sentir que nada puede salirle bien, ese mismo de su frase… “La vida apesta, y luego te mueres”


2 comentarios:

narzissa dijo...

:O
*-*
me dio pena el primero. Amo a Jake, es mi personaje favorito, y puedo sentir su dolor >.<
Perdón por no haber pasado hace ya tiempo, he estado enfrascada en un proyecto que me consume :)

Pues eso
Saludos Gaby,
que estés suuper y estamos hablando

Paz y Bendiciones :)

Narzissa

Anabel Botella dijo...

Bécquer... cuántas veces lo he leído. Sin duda un gran poeta y sus leyendas también son estupendas.
También soy fan de Crepúsculo... de Edward y Bella.
Muy bonito tu blog.
Saludos desde La ventana de los sueños, blog literario.

El amor de Bella y Edward...


[Dos y uno]

Dos rojas lenguas de fuego
que a un mismo tronco enlazadas
se aproximan y, al besarse,
forman una sola llama.


Dos notas que del laúd
a un tiempo la mano arranca,
y en el espacio se encuentran
y armoniosas se abrazan.


Dos olas que vienen juntas
a morir sobre una playa
y que al romper se coronan
con un penacho de plata.


Dos jirones de vapor
que del lago se levantan
y, al juntarse allá en el cielo,
forman una nube blanca.


Dos ideas que al par brotan;
dos besos que a un tiempo estallan
, dos ecos que se confunden;
eso son nuestras dos almas.


Rima XXIV, Gustavo Adolfo Bécquer


  © Blogger template 'Ultimatum' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP